¿Quieres recibir nuevas ofertas de empleo y licitaciones en tu correo?

Regístrate >
imagen suscripciones de empleo y licitaciones

El ITC pone en práctica una metodología para para detectar el fenómeno de la degradación inducida por la exposición a alta tensión en plantas fotovoltaicas conectadas a red

Momento de uno de los ensayos realizadosCon el fin de garantizar la vida útil de las grandes plantas fotovoltaicas conectadas a red, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) ha desarrollado nuevos métodos de análisis de la Degradación Inducida por Tensión (PID en su terminología en inglés), un fenómeno por el que los módulos afectados por este problema pueden sufrir una pérdida de potencia bastante significativa. Los fabricantes de módulos fotovoltaicos e investigadores trabajan en descubrir el origen de este fenómeno para poder evitarlo en los procesos de fabricación y en técnicas de ensayo para poder detectarlo.

Fruto de la experiencia del ITC en el desarrollo de procedimientos y técnicas de medida para certificar la calidad de plantas fotovoltaicas, el ITC, junto al Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid, ha puesto en marcha una metodología para detectar este problema a través de la medidas de curvas de potencia en condiciones de operación de las plantas y el procesado de imágenes de electroluminiscencia, añadiendo este ensayo a los ya existentes.

La metodología ya ha sido aplicada en una planta de 5 MW en las afueras de Praia (Cabo Verde), planta en la que se detectó este fenómeno en el año 2012, fruto de las certificaciones que realizó el ITC a petición del Ministerio de Turismo, Industria y Energía del país africano a través de su Dirección General de Energía. En 2013, técnicos del ITC se desplazaron de nuevo a las plantas fotovoltaicas ensayadas un año antes para certificar que las medidas tomadas por el fabricante para corregir los problemas solucionaban dichas degradaciones, certificación en la que se utilizaron y validaron estos nuevos procedimientos.

Los trabajos concluyeron con la presentación de los resultados de los trabajos realizados en la sede del Ministerio, a la que asistieron los técnicos de ELECTRA (Empresa Pública de Electricidad y Agua de Cabo Verde) y de la propia Dirección General de Energía.

El equipo de trabajo del ITC fue recibido por el Ministro de Turismo, Industria y Energía de Cabo Verde y la dirección de ELECTRA, reunión en la cual se propusieron marcos de colaboración entre el ITC, el gobierno de Cabo Verde y ELECTRA en el área de las energías renovables.

Actualmente ya existen más de 130 MW de potencia fotovoltaica conectada a las redes eléctricas de Canarias, la mayoría de ellas instaladas bajo el marco regulatorio anterior al Real Decreto Ley 1/2012

El Real Decreto Ley 14/2010 redujo, hasta finales de 2013, las horas de producción que las instalaciones fotovoltaicas pueden vender a tarifa regulada produciendo, en la mayoría de los casos, disminuciones de ingresos de más del 30% de lo esperado según el marco regulatorio en el cual fueron instaladas (661/2008). Sin embargo, las garantías de los componentes de las plantas se van consumiendo y muchas de las instalaciones, debido a las reducciones de ingresos, han optado por disminuir la vigilancia en la producción y los mantenimientos asociados.

Las instalaciones fotovoltaicas en general pueden tener deficiencias difíciles de apreciar a simple vista, y sólo detectables después de algunos años de funcionamiento (si se hace un seguimiento exhaustivo), particularmente cuando la instalación fotovoltaica no produce lo esperado y en consecuencia, los tiempos de recuperación de las inversiones realizadas se alargan. Por este motivo es recomendable que, al menos cada dos o tres años, se realicen una serie de ensayos que garanticen que la energía que la planta va a producir sea la esperada según el estudio de viabilidad económica de la misma, y proteja así la inversión ejecutando garantías si es necesario.

El Departamento de Energías Renovables perteneciente a la División de Investigación y Desarrollo Tecnológico del ITC lleva desde el año 2007 trabajando en el desarrollo de procedimientos de medida, equipos electrónicos y software de análisis que garantizan la calidad de las instalaciones fotovoltaicas, en colaboración con otros centros de investigación.

Las pérdidas de potencia de los generadores fotovoltaicos y la capacidad de producción de un sistema fotovoltaico son algunos de los ensayos que el instituto realiza gracias al trabajo de I+D desarrollado por los técnicos del ITC, después de varios años de experiencia en este sector. Estos ensayos son complementados con estudios de las medidas de protección de sistema, calidad de los equipos utilizados, y los nuevos métodos de análisis del PID. Las plantas fotovoltaicas deben tener un periodo de vida de al menos 25 años. Con estos procedimientos se garantiza la seguridad de la inversión realizada, fortaleciendo al sector fotovoltaico y el desarrollo de esta tecnología.

itc_virtual