El viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, Miguel Ángel Pérez, y la directora general de Energía del Ejecutivo regional, Rosana Melián, visitaron hoy las instalaciones del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), centro adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, con el objetivo de conocer su actividad en materia de energías renovables y sus acciones frente al cambio climático.


Durante la reunión celebrada en las instalaciones tecnológicas en Pozo Izquierdo, en Gran Canaria, desde la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias pudieron conocer las principales líneas de actividad de I+D+i del ITC de la mano de su gerente, Gabriel Megías, y, en particular, aquella actividad sinérgica con los ámbitos de actuación de la Consejería, como el control de residuos de plaguicidas en el ámbito de la seguridad alimentaria; la investigación aplicada en agricultura sostenible; el fomento de sectores industriales emergentes de economía circular y biotecnología de algas; el desarrollo de tecnologías de desalación accionadas con energías renovables o la modelización y visualización de datos; y, específicamente, el área de Energías Renovables.

Al respecto, el jefe del departamento de Energías Renovables del ITC, Salvador Suárez, expuso sus principales líneas de trabajo, orientadas a maximizar la penetración de las energías renovables en los sistemas energéticos insulares, al desarrollo de nuevas tecnologías en el ámbito de la generación descentralizada de energía, como las microrredes eléctricas, a la evaluación de los diferentes sistemas de almacenamiento de energía y al estudio de nuevas fuentes de energías renovables, como las energías marinas o las tecnologías de aprovechamiento energético de los residuos.

Además, pudieron visitar las diferentes infraestructuras de investigación y desarrollo correspondientes a estas áreas de actividad, como el laboratorio de generación distribuida de energía eléctrica, las instalaciones de biotecnología de microalgas o el prototipo de la solución móvil de suministro de energía, agua y frío desarrollado desde el proyecto CLIMA-RISK, que, bajo financiación Interreg MAC y el trabajo trasversal de tres de las nueve áreas de actividad del ITC (Agua, Energías Renovables y Computación Científica y Tecnológica), persigue buscar soluciones al suministro de estos servicios fundamentales en contextos adversos de desastres naturales o sociales: agua, luz y conservación de alimentos y medicamentos.

Por su parte, Miguel Ángel Pérez señaló que “los recursos personales y técnicos del ITC tendrán un papel fundamental en el proyecto de desarrollo de energías renovables que, desde la Consejería de Transición Ecológica queremos impulsar a lo largo de esta legislatura. Ese respaldo en materia de investigación debe fundamentarse siempre en las universidades canarias y en estas instalaciones que hoy hemos podido visitar junto a sus responsables”.

itc_virtual