Transcurridos veinte años desde que el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) colaborara con el colectivo guatemalteco Madreselva, José Cruz, ingeniero y coordinador político de dicha organización se reúne nuevamente con el ITC, junto a la asociación canaria Siembra, con el fin de reanudar posibles colaboraciones.


Integrantes del colectivo Madreselva acudieron desde Guatemala en el año 2000 al ITC, a través del colectivo Siembra, pudiendo recibir formación en materia de electrificación y energías renovables. Estos conocimientos dieron sus frutos años después, con la construcción y puesta en marcha de la hidroeléctrica comunitaria de la región rural de Zona Reina de El Quiché, región de Uspantán (Guatemala) en 2012, financiada con el apoyo de Siembra.

Esta semana, José Cruz, ingeniero y coordinador político de Madreselva, se reunió con miembros del ITC, entre ellos Gonzalo Piernavieja, coordinador del Área de I+D+i, y junto con integrantes del colectivo Siembra, para conocer el desarrollo realizado en Guatemala en materia de energías renovables y reanudar la compartición de conocimiento en materia de tecnologías que velen por la energía sostenible.

José Cruz explicó que hasta ahora la hidroeléctrica comunitaria consume entre el 30 y el 40% del caudal del agua disponible para todos los usos de la población, abasteciendo de energía a alrededor de 1250 familias, unas 10 mil personas aproximadamente. Sin embargo, el número de meses de lluvia al año ha disminuido notablemente, pasando de once meses al año a ocho. Por esta razón, Madreselva renueva la búsqueda en el ITC de asesoramiento técnico con la idea de crear un sistema híbrido entre el actual sistema hidroeléctrico y la suma de energía eólica y fotovoltaica. Al respecto, el ITC destacó el uso de la microrred eléctrica inteligente, que consiste en una red eléctrica adaptada a las necesidades con una gestión basada en la previsión y en el control del consumo y de la demanda, que permitiría incluso abastecer de energía a zonas aisladas de forma autónoma. En palabras de José Cruz: “No queremos agotar el recurso hídrico, por eso buscamos energía fotovoltaica”.

Durante la visita también se planteó la reanudación de la formación en materia de energías renovables con la idea de continuar contribuyendo al desarrollo comunitario de Guatemala y con el fin de contribuir a que el sistema energético llevado a cabo por Madreselva sea lo más sostenible posible. Además, conocieron proyectos realizados por el ITC en los últimos años como ADAPTaRES y el sistema hidroeólico desarrollado en El Hierro, a través de Gorona del Viento, pudiendo visualizar la maqueta localizada en las instalaciones de Pozo Izquierdo.

Madreselva apuesta por el impulso de modelos sostenibles de desarrollo que no comprometan el bienestar social y medioambiental, aportando alternativas sostenibles de desarrollo energético comunitario en Guatemala.

itc_virtual