¿Quieres recibir nuevas ofertas de empleo y licitaciones en tu correo?

Regístrate >
imagen suscripciones de empleo y licitaciones

El BEA y el ITC presentaron los aspectos básicos para el cultivo de espirulina a pequeña escala en una primera convocatoria de formación online ofrecida durante el mes de octubre en el marco del proyecto europeo REBECA


El “I Foro Internacional sobre el cultivo de espirulina en Microfarms”, celebrado en formato online del 15 al 29 de octubre, contó con un extenso elenco de ponentes de España, Francia, México y Perú, científicos y expertos en biotecnología de algas y  procesos de cultivo, entre los que cabe destacar a investigadores del Banco Español de Algas (BEA) y del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), junto a representantes de la SPEGC y de la empresa Microgreen Spirulina Innovation, coorganizadores del evento.

El programa formativo, celebrado en cinco sesiones que sumaban un total de 20 horas lectivas, hizo un recorrido por los aspectos técnicos, empresariales y de aplicación práctica para conseguir las condiciones ambientales, los medios de crecimiento (agua y sales) y los sistemas de cultivo idóneos para la producción de espirulina a pequeña y mediana escala.

Esta iniciativa, ofrecida en el marco del proyecto europeo REBECA (Red de Excelencia en Biotecnología Azul), tiene como objetivo impulsar este modelo de actividad en el sector primario y fomentar la soberanía alimentaria, dado que la espirulina supone una alternativa nutricional extraordinariamente sostenible y rentable en términos de agua y espacio en relación a otros alimentos. Y es que esta cianobacteria, comúnmente identificada como microalga, tiene proporcionalmente cuatro veces más proteína que el huevo y posee una gran cantidad de micronutrientes, como minerales, ácidos grasos poliinsaturados y las vitaminas B1 y B2.

Nuevo modelo de negocio en biotecnología de microalgas

Flavio Guidi*, doctor en Ciencias Ambientales e investigador senior del Departamento de Biotecnología del ITC, con años de experiencia en el cultivo masivo de microalgas de alta calidad para uso nutracéutico y farmacéutico, intervino en el foro con dos presentaciones sobre aspecto técnicos a tener en cuenta en el cultivo de cepas de espirulina para uso agroalimentario.

En su primera ponencia, sobre “Condiciones ambientales y monitorización del proceso de cultivo”, Guidi ahondó en los parámetros climáticos para optimizar el proceso, las diferencias entre los sistemas abiertos (tanques) y cerrados (fotobiorreactores) y entre exterior e interior (invernadero); y en los recursos y sistemas de acondicionamiento más adecuados para cada modelo.

En su segunda intervención, titulada “Calidad del agua y sales. Adaptación a la producción con agua de mar”, el investigador del ITC presentó los principios nutricionales y medios de cultivo de la espirulina, profundizando en las características de las sales y del agua, parámetros de calidad y su tratamiento.

Esta actuación formativa se enmarca en el proyecto REBECA, financiado con fondos FEDER  a través del programa operativo de cooperación territorial Interreg MAC 2014-2020.

 

*Contratación realizada en el marco del proyecto SEIDI, proyecto en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria y financiado al 100% por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

itc_virtual