¿Quieres recibir nuevas ofertas de empleo y licitaciones en tu correo?

Regístrate >
imagen suscripciones de empleo y licitaciones

Las unidades ejecutivas de agricultura y salud pública de Canarias y Cabo Verde presentaron los análisis realizados en más de dos mil muestras de frutas y hortalizas, a través del laboratorio de residuos fitosanitarios del ITC, así como el estudio de su incidencia en el consumo y las acciones formativas emprendidas en agricultura sostenible y seguridad alimentaria


La Jornada de clausura del proyecto PERVEMAC2, celebrada el pasado 15 de diciembre en la Universidad de La Laguna, ofreció los resultados de cinco años de cooperación entre organizaciones de Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde para el estudio de la incidencia de plaguicidas, micotoxinas y metales pesados en frutas y hortalizas, también en cereales y vino, con el objetivo común de velar por el consumo seguro de productos vegetales en los archipiélagos de la Macaronesia.

Por parte del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), el responsable del Laboratorio de Residuos Fitosanitarios de Canarias, Ricardo Díaz, presentó los indicadores obtenidos a partir del análisis de plaguicidas en 1568 muestras de frutas y hortalizas en Canarias y otras 572 en Cabo Verde, tomadas entre el 2017 y el 2020.

Dichos estudios arrojan una mayor incidencia de productos fitosanitarios en cultivos vegetales de importación (2,84 residuos/muestra en Cabo Verde y hasta 2,30 en Canarias), frente al mercado local (0,30 residuos/muestra en Cabo Verde y 1,40 en Canarias). Esto se debe, principalmente, a que las frutas y hortalizas de importación proceden de agricultura extensiva o grandes explotaciones, mientras que el producto local proviene de pequeñas explotaciones y, en algunos casos, de agricultores no profesionales.

La evaluación de estos indicadores concluye que, de forma mayoritaria, se cumplen los límites máximos de residuos, si bien es necesario incidir en la asistencia técnica y formativa de los agricultores sobre el uso sostenible de productos fitosanitarios, identificar la dosis aplicable en cada cultivo y el momento adecuado en función del estado de desarrollo. También resulta clave la formación de campo sobre medidas preventivas de protección de cultivos y identificar las enfermedades y plagas.

En el caso concreto de Cabo Verde la incidencia de residuos de plaguicidas en el producto local es diez veces inferior a la detectada en productos de importación, lo que permite plantear el desarrollo de una agricultura ecológica local, con la aplicación de una normativa específica que regule la utilización de sustancias químicas no autorizadas en Europa.

En Europa, durante los últimos cincuenta años, se ha reducido de forma drástica el uso de plaguicidas y el riesgo asociado a los mismos.

El proyecto

PERVEMAC2 contribuye a una agricultura más responsable en los archipiélagos de la región macaronésica, mediante acciones formativas destinadas a técnicos y agricultores, y también a promover consumidores más exigentes en cuanto a salubridad alimentaria y una dieta saludable.

Al frente del consorcio interregional están las Direcciones Generales de Agricultura y de Salud Pública del Gobierno de Canarias, junto a las empresas públicas autonómicas GMR Canarias -Jefe de Fila- e Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y las Universidades de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y de La Laguna (ULL). Completan el partenariado la Secretaría Regional de Agricultura y Pesca del Gobierno de Madeira, la Universidad de Azores (UAC), y cuatro administraciones del Gobierno de Cabo Verde: Entidade Reguladora Independente da Saúde (ERIS), Instituto Nacional de Investigação e Desenvolvimento Agrário (INIDA), Direção Geral de Agricultura, Silvicultura e Pecuária (DGASP), Instituto Nacional de Saúde Pública (INSP).

Más información en: www.pervemac2.com/

itc_virtual