¿Quieres recibir nuevas ofertas de empleo y licitaciones en tu correo?

Regístrate >
imagen suscripciones de empleo y licitaciones

Desde el área de Análisis Ambiental del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) se abre una nueva línea de trabajo que estudia la huella isotópica de elementos químicos ligeros y las aplicaciones de esta metodología en el ámbito agroalimentario, cuyo objetivo es apoyar y defender la autenticidad del producto local canario.


Con la perspectiva de ofertar servicios analíticos acreditados a las administraciones públicas canarias del sector agroalimentario, desde el área de Análisis Ambiental del ITC se ha iniciado la creación de un laboratorio de isótopos estables con la adquisición y puesta en funcionamiento de un equipo especializado en la determinación de relaciones isotópicas (IRMS: isotopic ratio mass spectrometry) que permitirá el estudio de la trazabilidad del producto local canario, entre otras aplicaciones.

La metodología identificada como IRMS se fundamenta en el estudio de la abundancia relativa de los isótopos estables de los elementos químicos que están presentes en la mayoría de los procesos biogeoquímicos que ocurren en la naturaleza. La instrumentación adquirida permite la determinación de la relación isotópica de hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno y azufre en cualquier tipo de muestra, estableciendo una ‘firma’ o ‘huella’ isotópica que resulta muy útil como herramienta para identificar procesos naturales o la pertenencia a una región geográfica en particular. Esta ‘huella’ isotópica es la base de las múltiples aplicaciones que se han desarrollado y se desarrollan en diferentes ámbitos, especialmente en el agroalimentario.

Entre las aplicaciones desarrolladas hasta ahora por laboratorios especializados, destacan la detección de adulteraciones en miel y zumos de frutas mediante la adición de azúcares; así como en vinos y licores mediante la adición de agua, azúcares y alcoholes, empleando la información proporcionada por los isótopos estables de oxígeno e hidrógeno. Un ejemplo representativo de la identificación del origen geográfico en productos agroalimentarios es el estudio de la huella isotópica del café. Este estudio ha permitido caracterizar los granos de café según el continente de procedencia, debido a que presentan diferentes relaciones isotópicas del hidrógeno y del oxígeno, influenciadas por los suelos y el ciclo de precipitaciones del lugar donde se cultivan. 

En Canarias resulta necesario investigar y verificar el origen y autenticidad de los productos agroalimentarios, cultivados y producidos en los territorios insulares, para poder diferenciarlos de aquellos provenientes del exterior que, ocasionalmente, compiten de modo fraudulento en el mercado y desvirtúan las señas de identidad y la calidad de los productos propios. El ITC, a través del desarrollo de esta nueva línea de trabajo, suma sus capacidades y esfuerzos junto con otros grupos de investigación del Archipiélago en la caracterización y defensa de los productos agroalimentarios de Canarias.

El equipo especializado en la determinación de relaciones isotópicas (IRMS: isotopic ratio mass spectrometry) puesto en marcha por el área de Análisis ambiental del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) se ha adquirido a través de la subvención denominada ‘equipamiento para activar servicios singulares/estratégicos para la mejora de la competitividad y calidad de las empresas de los sectores agroalimentario y de la biomecánica’ gestionada por la ACIISI y otorgada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea. La licitación para la adquisición del equipo IRMS se ejecutó en el segundo semestre de 2019 y la instalación y puesta en marcha del instrumento se inició en el mes de febrero del año 2020.

itc_virtual