¿Quieres recibir nuevas ofertas de empleo y licitaciones en tu correo?

Regístrate >
imagen suscripciones de empleo y licitaciones

El Gobierno de Canarias, a través del ITC, ha propiciado la colaboración entre administraciones, sector privado y organizaciones sin ánimo de lucro para abastecer de equipamiento de protección a los servicios básicos de las islas durante la pandemia con el reparto de 18.500 pantallas faciales


Con el objetivo de dar una respuesta coordinada y rápida a las demandas prioritarias de material de protección durante la pandemia del Covid-19, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), empresa pública adscrita a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, ha venido colaborando estrechamente con el Servicio Canario de la Salud y administraciones locales, principalmente cabildos y ayuntamientos, en la provisión de equipamiento básico a servicios sanitarios, sociales y asistenciales de todas las islas.

Aplicando las tecnologías de impresión 3D y desde la base del conocimiento en la fabricación de prototipos de bioingeniería, el ITC ha coordinado una cadena de producción de materiales de protección sanitaria con el resultado de más de 18.500 viseras protectoras entregadas a los centros de salud, hospitales, centros de mayores y servicios municipales de asistencia social y seguridad de las islas. También a los servicios públicos que están en primera línea en la atención a la ciudadanía y colectivos más vulnerables.

La consejera, Elena Máñez, valora el trabajo llevado a cabo por el ITC durante la emergencia sanitaria, “poniendo su base de conocimiento en tecnologías aplicadas a la salud para fabricar materiales de protección sanitaria” y actuando además “como canal de recepción, entrega y distribución del material recibido”. Asimismo, destaca la iniciativa del Instituto Tecnológico de Canarias como ejemplo de la colaboración entre administraciones públicas, y de estas con el sector privado, como una de las claves para afrontar la crisis de la COVID-19, tal como recoge el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias.

Un equipo del ITC, integrado por personal voluntario en ambas provincias, ha trabajado en el diseño, prueba y fabricación de viseras protectoras, piezas para respiradores, ‘salvaorejas’ y prototipos de mascarillas higiénicas reutilizables desde finales de marzo y hasta la fecha actual, atendiendo a las prescripciones técnicas para su uso sanitario.

En esta iniciativa, el ITC ha contado con el apoyo solidario de la Fundación MAPFRE Guanarteme y de la Fundación DISA para la dotación del material básico de fabricación, gracias a las aportaciones económicas de ambas organizaciones. A la cadena de colaboraciones se suma una treintena de empresas, industrias y organizaciones sin ánimo de lucro que han facilitado el aprovisionamiento de componentes, la producción y los canales de entrega del material a sus destinos.

“Esta movilización coordinada de recursos y de suma de fuerzas está motivada por una causa común, como es reforzar la capacidad de respuesta en la lucha contra la COVID-19 desde los servicios básicos y contribuir a la salida de la crisis sanitaria con el menor impacto posible”, añade la consejera.

 

itc_virtual