Español | English

Estás en:

Las islas, clave para el estudio del impacto socieconómico del cambio climático en la Economía Azul europea

Canarias es uno de los diez territorios insulares de la Unión Europea que serán caso de estudio en el proyecto SOCLIMPACT para el conocimiento científico de la incidencia de las variaciones climáticas en sectores clave para el crecimiento azul en Europa

Descripción

El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) -dependiente de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, el Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Sostenible (TiDES) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro Tecnológico de Ciencias Marinas (CETECIMA) son las tres entidades canarias que participan en el proyecto de investigación SOCLIMPACT, financiado en el marco europeo Horizonte 2020, con el objetivo de evaluar y analizar los impactos -directos e indirectos- del cambio climático en sectores clave de la Economía Azul en las islas europeas.

Junto con Canarias, las islas de Chipre, Malta, Creta, Cerdeña, Sicilia, Córcega, Azores, Madeira y Baleares son el escenario elegido para profundizar en el análisis de las cadenas de impacto que provocan las variaciones de los parámetros climáticos en la actividad productiva ligada al ámbito marino-marítimo y del litoral, particularmente en los sectores del turismo, la acuicultura, la pesca, el transporte marítimo y la energía.

El proyecto SOCLIMPACT, cuya coordinación recae en el instituto universitario TiDES, contribuirá con información útil, a una mejor comprensión de la valoración socioeconómica de la incidencia de las alteraciones climáticas en el desarrollo de la Economía Azul en las islas de la Unión Europea y a avanzar en la gestión de estrategias de adaptación para aumentar su resiliencia frente a estas amenazas.

Junto a las industrias oceánicas tradicionales como la pesca, el turismo costero y el transporte marítimo, los territorios insulares europeos son estratégicos en el desarrollo de actividades emergentes como la energía renovable offshore, la acuicultura, las actividades extractivas en el fondo marino y la biotecnología marina, sectores que conforman la denominada Economía Azul y que emplean en Europa a 5,4 millones de personas, representando un valor añadido bruto cercano a los 500.000 millones de euros anuales.

El ITC lidera la línea de trabajo sobre energía marina en el marco del proyecto SOCLIMPACT. El desarrollo social y económico de Europa está estrechamente vinculado a sus mares y océanos; esto se debe, en parte, a su enorme potencial como fuentes de energía limpia. La energía eólica marina es ya la actividad de más rápido crecimiento en la economía azul y un importante contribuyente al empleo. Las previsiones apuntan a que la energía eólica offshore se convertirá en la tecnología líder en la generación de energía en 2030, según un estudio publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA).

Los principales desafíos de la eólica off-shore en los próximos años son reducir los costes, desarrollar aerogeneradores flotantes fiables y mejorar los procedimientos administrativos de autorización de nuevos parques. El proyecto SOCLIMPACT estudiará las consecuencias del fenómeno medioambiental y las medidas que reduzcan o corrijan sus efectos y que, en el caso de la eólica marina, pasa por desarrollar infraestructuras más resilientes.

SOCLIMPACT cuenta con 4,5 millones de euros de financiación del Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro de la temática ‘Acción por el Clima' del Reto Social 5. El consorcio que ejecuta el proyecto está compuesto por 24 socios de 9 nacionalidades, a saber, España, Alemania, Francia, Portugal, Chipre, Grecia, Italia, Malta y Reino Unido.

Estudios piloto en islas sobre comportamiento climático

Las islas europeas funcionan como laboratorios naturales, ideales para estudiar y comprender las complejas relaciones del calentamiento del sistema climático con las alteraciones y costes que se producirían en sectores costeros y marítimos, como consecuencia de los impactos ambientales graves e irreversibles. Las regiones insulares son el banco de pruebas elegido por ser particularmente vulnerables a las consecuencias del cambio climático y estar expuestas a sufrir un mayor impacto que las zonas de interior; además, los fenómenos meteorológicos extremos y el aumento de las temperaturas pueden afectar en mayor grado a sus ecosistemas sensibles.

http://soclimpact.org/

Sube a la nube

  • Facebook
  • Twitter
  • Cognosfera
  • Flickr
  • Scribd
  • SlideShare

Cognosfera.TV VideoFoto

ASDAPTaRES CLIMA-RISK CLUSTERNG DESAL+ ENERMAC MACBIOBLUE MONITOOL TILOS MAGIC NEXUS GRACIOSA PEBA REBECA PERVEMAC II RIS3Net ECOTOUR INSERTATIC ISLANDAP MACbioIDi MIMAR NAUTICOM SOCLIMPACT EEN Canarias SHAR-EEN Erasmus for Young Ent. E3-Canarias RED CIDE RED UPE DEMOLA Canarias Logos
© 2011 Instituto Tecnológico de Canarias, S.A.. Aviso Legal | Política de Privacidad | Sugerencias y reclamaciones